Noticias

El X concurso de Belenes premia el esmero navideño de los turiasonenses.

El Concurso de Belenes premia el esmero navideño de los turiasonenses

Hoy comienza una ruta que recorre distintas localidades de la comarca, donde se podrán admirar los belenes galardonados en el concurso de Tarazona.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, la ciudad turiasonense ya está preparada para las fechas más emotivas del año. Como ya es tradición, el miércoles 19 tuvo lugar la entrega de premios del X Concurso de Belenes de Tarazona y el Moncayo, que reconoció la paciencia y el esmero de muchos vecinos de la comarca en el montaje de sus belenes navideños. Divididos en tres categorías, los galardones fueron entregados por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Tarazona.

El primer puesto entre los belenes tradicionales ha sido para Julio Ruiz y Tomasa Crespo. En segundo lugar, se ha querido galardonar a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Novallas y, en tercero, al Ayuntamiento de Litago. Tomasa y Julio aseguran que, aunque ya es la tercera vez que ganan este premio, les hace "mucha ilusión porque hay un trabajo enorme detrás". "Mi marido empezó a hacer el belén cada vez más grande. Poco a poco, fueron saliendo más ideas de su cabeza. Él lo monta y yo trato de ayudarle como puedo. Todos los años lo renueva añadiendo alguna cosa: esta vez, la novedad es el desierto", explica Tomasa. El presupuesto de un belén tradicional es realmente elevado, porque se necesitan numerosos materiales. "Hay madera, hierro, corcho, piedras... y las figuras son bastante caras", cuenta. El belén está en medio del salón de su casa, que estará abierta a todo aquel que quiera pasar. "Cuando la gente viene, lo ve, y aprecia tu esfuerzo, es cuando te das cuenta de que merece la pena", concluye Tomasa.

En el ámbito creativo, la Asociación de Vecinos Virgen del Rosario de Tarazona se encargó de recoger el galardón. Su secretaria, Carmen Zueco, afirma que para ellos ganar es "una ilusión enorme". Llevan presentándose al concurso desde que empezó y este premio es ya el quinto consecutivo que termina en sus manos. El año pasado también quedaron en primer puesto. "No lo habríamos logrado sin Úrsula Sierra y Chelo Peña, dos socias que, aunque no pertenecen a la junta, siempre nos ayudan y aportan muchas ideas", explica Zueco. "Nuestro principal objetivo nunca ha sido ganar, lo que nos gusta es participar. Este concurso forma parte de una de las actividades más tradicionales de nuestra asociación", añade. Este año, han reproducido una postal navideña. "Lo hemos hecho con una puerta vieja, de las que llevaban cristales, a modo de escaparate. Así, al pasar, da la sensación de estar mirando por una ventana que da al belén, como si fuera el interior de una casa. La pared de la morada la hemos fabricado con unas tablas de madera y unas placas de corcho forradas", expresa la secretaria, que asegura que el mejor momento para apreciar su creación es por la noche, cuando se encienden las luces y se ilumina el árbol que hay junto al portal. El segundo y tercer premio en creatividad han sido para Mauro González Bellido y el bar Los Tejares de Santa Cruz del Moncayo, respectivamente.

En la categoría de composición y estética, el colegio Sagrada Familia de Tarazona ha obtenido el primer premio. El segundo ha sido para la Asociación Cultural La Diezma de Grisel y el tercero para David Chaín Esteban. Miguel Antonio Franco, director del colegio galardonado, no niega que ha sido un reconocimiento "esperado", puesto que desde que comenzó el concurso siempre han conseguido alguno. Fabrican su belén con material reciclado, como vasos de yogur, rollos de papel higiénico o cartones de huevos. En la creación, participan todos los niños de infantil y primaria. Cada uno elabora en su casa, con la ayuda de su familia, una figura, y después todos juntos montan la estructura en la zona de primaria de la escuela. "Siempre participa toda la familia y ponen mucho empeño. He de reconocer que hacen verdaderas obras de arte. Lo que más nos cuesta es tener que quitarlo cuando termina la Navidad, porque cada belén que hacemos es único, nunca se repite uno igual", expresa el director. Su principal objetivo es "que los niños aprendan a reciclar y valorar el medio ambiente".

Los belenes premiados pasan ahora a formar parte de la extraordinaria ruta que transcurre por distintos municipios de la comarca. Añón del Moncayo, Grisel, Litago, Lituénigo, Novallas, Santa Cruz de Moncayo, San Martín de la Virgen de Moncayo, Tarazona y el Parque Natural del Moncayo son las localidades participantes, y en ellas se podrá visitar cada belén desde hoy, viernes 21 de diciembre, hasta el próximo 6 de enero.