Noticias

campamento

El Ayuntamiento dará un nuevo impulso al Campamento del Moncayo

Sacará a concurso su gestión y explotación para usos de carácter cultural y recreativo

El Ayuntamiento de Tarazona va a redactar el pliego de condiciones para sacar a concurso la gestión y explotación del Campamento del Moncayo con el objetivo de que vuelva a estar operativo y pueda ser disfrutado por niños y jóvenes.

El alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, el concejal de Urbanismo, Luis José Arrechea y el concejal de Medio Ambiente, José Luis Martínez, han visitado las instalaciones de este equipamiento en el que a lo largo de estos meses se han acometido distintas actuaciones de reforma y acondicionamiento gracias a un convenio firmado por Ayuntamiento, DGA y DPZ.

"Una vez que han finalizado las obras en las distintas dependencias, es hora de dar impulso a este equipamiento para que vuelva a ser un centro donde los más jóvenes puedan realizar actividades culturales y recreativas", ha afirmado Beamonte.

"Disponemos de unas instalaciones magníficas en un entorno privilegiado como es el Moncayo, y nuestra obligación como administración es promover su uso y que no quede en estado de abandono", ha añadido el alcalde.

Si se cumplen los plazos administrativos este espacio podría estar en funcionamiento en el verano de 2016.

El Campamento del Moncayo ocupa una superficie de 3,3551 hectáreas y cuenta con caseta de depuración, centro de transformación, almacén, aseos femeninos y masculinos, capilla-almacén, vivienda para monitores, cocina y comedor, estación de tratamiento de agua potable, explanada para acampada, pistas deportivas, piscinas, alumbrado, suministro de alta tensión y red de saneamiento con pozo.

Historia del campamento

En 1952 el Ayuntamiento de Tarazona cedió una zona para la instalación de un campamento permanente en el Moncayo al Frente de Juventudes del Distrito Universitario de Zaragoza que había hecho la solicitud previamente. En julio de ese mismo año comenzó el primer turno de campamentos.

Tras la desaparición del Frente de Juventudes, en 1978 el Ayuntamiento concedió el Ministerio de Cultura un nuevo permiso de ocupación para esos mismos fines por un plazo de 25 años. Esa concesión fue transferida a la Comunidad Autónoma en 1985 y posteriormente al Instituto Aragonés de la Juventud que se ocupó de su gestión durante diez años.

En 2012 el IAJ entregó las llaves y revirtió las instalaciones del campamento al Ayuntamiento de Tarazona.