Noticias Comarca

Así se preparaban las morcillas en Añón

Los vecinos de Añón se vuelcan para celebrar una matacía tradicional

La comida popular, con raciones para unas 300 personas, tuvo continuación por la tarde y la noche

Con la firme intención de aprovecharlo todo, los vecinos de Añón se volcaron este sábado por cuarto año consecutivo para organizar una matacía tradicional. En concreto, se preparó comida y merienda para unas 300 personas, ya que se esperaba la presencia de unos 300 visitantes.  

Los vecinos y vecinas de Añón emplearon un cerdo y parte de otro para una comida a base de morcilla y panceta, así como judías. Para ello, una veintena de personas se afanaron en la cocina desde primera hora de la mañana. Además, se prepararon chorizos y longanizas.

Una discomóvil acompañó la fiesta en la plaza del Frontón de la localidad. Es la cuarta ocasión en la que Añón celebra esta matacía tradicional, tal y como explica su alcalde, Pedro Ramiro Abadía: "Es algo que se ha hecho toda la vida y nos decidimos a recuperarlo, porque nos parece bonito y que nos vincula con tradiciones que representan mucho para estos pueblos".

Añón celebra al cabo del año esta matacía y su feria medieval del Comendador, en la que se rememora el pasado de esta localidad ligado a las órdenes militares, tras la reconquista cristiana. Así, este bello rincón del Moncayo se une a otros en los que también se ponen en valor oficios antiguos, como es el caso de Lituénigo, o tradiciones orales como la brujería, en Trasmoz.