Noticias

Cristian Garcia Campeon Rallys

El turiasonense Cristian García, campeón de España de Rallys de Asfalto

A falta de disputarse las dos últimas carreras, el joven piloto ya es virtual ganador de la competición

El turiasonense Cristian García acaba de proclamarse ganador del Campeonato de España de Rallys de Asfalto. El joven piloto es ya campeón aunque todavía faltan por disputarse dos carreras de esta competición. Las correrá a tope para conseguir que su copiloto, Rebeca Liso, se proclame también campeona, ya que no pudo estar presente en las dos primeras pruebas de la competición.

Cristian Garcia Rally

La autoridad que ha demostrado a lo largo del campeonato es lo que le ha permitido hacerse con la corona de campeón. Así, García se hizo con el triunfo en las dos primeras pruebas. "Sí, empezar ganando en Canarias y Tenerife nos hizo colocarnos al frente de la clasificación", explica el piloto, que en esas dos primeras carreras estuvo acompañado por un copiloto canario.

En la siguiente prueba, ya con su copiloto de siempre, Rebeca Liso, volvieron a ganar. El séptimo puesto al que les llevó un pinchazo en El Ferrol y la cuarta plaza del rally Princesa de Asturias en Oviedo -"por un toque", como recuerda Cristian-, fueron sus únicos tropiezos. En la última prueba disputada, "bastaba con que hiciéramos el décimo puesto para quedar campeones, pero ganamos", dice García. Ese mismo afán es el que le va a llevar a disputar las dos últimas pruebas "ya no solo para que Rebeca también gane el campeonato de copilotos, sino por el equipo", añade. Además de ser los primeros aragoneses en ganar este título, lo han hecho siendo los más rápidos de la historia del rally en recorrer algunos de los tramos.

Cristian Garcia competición

García, que corre con Mitsubishi Repsol, ha quedado campeón con tan solo 26 años. Llegó a esta competición hace dos años y en esta temporada "el estar dentro de un equipo oficial me ha permitido tener un coche realmente competitivo", explica este joven que comenzó en el coche de la mano de su padre, en cuyo taller familiar comenzó a trabajar. Ahora gestiona un negocio de compraventa de coches que le da la flexibilidad necesaria para competir. "Con un trabajo al que no pudiera faltar sería imposible", dice.

Cuando tiene tiempo, ‘entrena' en Tarazona, en un circuito construido por él mismo "en los terrenos de la finca de un amigo", afirma.

A pesar de tener el campeonato en el bolsillo, todavía no está seguro su futuro al año que viene. "En cuanto pasen estas dos jornadas y acabe el campeonato, tendremos que empezar las negociaciones con los patrocinadores", dice Cristian.